miércoles, 28 de mayo de 2014

En los besos que regalé, en las sonrisas de juventud, me pierdo, en llantos de culpabilidad, me ahogo.
Juicios estúpidos de posesiones que se perdieron malgastando el amor que nunca tuve. Y donde esté el, me importa bien poco, cuando lo que valoro es el tiempo que perdí a oscuras, en la falsedad de la realidad que yo montaba, y en ello me hundo a diario para levantar la rabia que atesora mi fuerza. El camino andado no se recorre de nuevo, el miedo de nuevos fracasos ha enterrado lo que me restaba de corazón y ahora camino indemne sin oportunidades ni ilusión en un torbellino de soledad que me arropa en la noche y comparte el frío de mi cama vacía. Despojo la realidad que me rodea de la magia que antes me alimentaba, del deseo, de la lujuria, de vivir, y ando a prisa o despacio pero ya no devuelvo la mirada, ya no, para que, si el amor se seco en mi ser, como se secan los arbustos en otoño. Quizás me quede una primavera antes del invierno, pero ya no la espero, quizás quede alguien por descubrir que me retorne la sonrisa, pero ya no lo espero…seguiremos la senda con tranquilidad sin desasosiego, con la mirada en los pies para no caerme de nuevo.

XAVI Para todas mis amig@s separad@s, deseo que el amor os sorprenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada